Entradas

Vana

día

Llueve

Tan abisalmente cerca

Porque todo termina

en el umbral de tu mirada*

Dos versos heridos

La mitad del llanto

Nunca antes

Crujido

vida...

Llamas

Bendición

Ni siquiera estaba ahí