jueves, 14 de junio de 2018

Dos cruces

no fue culpa de nadie;
esa flecha envenenada
vino en nuestra ayuda

la cura era el veneno;
la dolencia
el mismo vacío interno

pero el reflejo de una sombra
ahuyentó
todos los sueños azules

y renacimos enfermos
en el eco de un silencio
dejando dos cruces


No hay comentarios:

Publicar un comentario