jueves, 19 de abril de 2018

Nadie

no soy nadie
una llama temblorosa
un camino sin huellas
maridaje de paz con lágrimas de seda
que nunca supo huir

nadie
un marchar sin ir
un no tocar las horas
una silueta mermada
por la sombra
que nunca estuvo aquí

nadie
un vacío de letras incansable
sin principio y con fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario