A N****


Como el susurro del agua
que moldea las piedras
y a su vez arrastra escombros
con una fuerza irreductible.
Como un salvavidas que se cierne
rompiendo el silencio que solloza,
la piel que se aja, el alma que encona,
regalando vida cuando no hay dónde ir.

Estrellas que dicen en voz alta
que todo puede suceder
a pesar de no suceder nada.
Y traen aroma del mar,
un humo que esconde la mirada,
un poema en los labios
y una estela de justicia musical.

Prendida en seis cuerdas,
me resuena tu voz en la contienda
de la melancolía y los días,
del vivir y el morir.

Alquimista del dolor en las entrañas,
me amaneces en el alma
cuando el corazón canta contigo al latir.

Comentarios