sábado, 24 de febrero de 2018

Je suis désolé

corazón oprimido
-sabes que no quise-
¿dónde está el oxígeno?
-no, nunca quise-
sin voz en la boca
y una mitad rota
-pero no quería,
no quería querer-
y a pesar del tiempo,
de tu vivo silencio
je suis désolé

infinito borroso
ante ojos acuosos
que ya no lo entienden;
este era el camino
que nos reservaron
los sueños y el grito;
nos llamó el abismo
y nos despertamos
con brazos abiertos
y piernas preparadas
para iniciar la carrera
hacia un gris vacío,
hacia la tristeza

¿y si se quiebra el alba?
¿y si la madrugada
de repente asola
todas las mañanas?
tantas flores rotas
esperando el agua
que nunca nos dimos;
sequía en el alma
y por dentro un desierto
que nunca se acaba

escamas en la piel
y unos labios abiertos
que no dicen nada
¿dónde fue la magia?
-je suis désolé-
se rompió tu nombre
al decirlo en voz alta

No hay comentarios:

Publicar un comentario