miércoles, 3 de enero de 2018

Voz, cristal

voz
cristal
entrañas
y un alma cansada
que sangra palabras
antes de ponerse la mordaza

-no la oirás llorar,
no la oirás reír;
se marcha-

y la voz
que no entiende de perdón
ni de paz
ni de amor
y se convierte en cristal
en dolor
en adiós
y qué más da si es para dos

y un alma cansada
que no sabe gritar
porque el miedo y la pena
la callan

-y vuelta a la mordaza
de papel de estraza,
y vuelta a sangrar-

cristal
que mata
entrañas quemadas
de añoranza
que duele todo
que duele nada

coma emocional

No hay comentarios:

Publicar un comentario