domingo, 17 de septiembre de 2017

espacios

he resbalado
en mis propias emociones
y las pisadas han quedado marcadas 
en la nieve

callo la vida
gritar ya no me entretiene
y acuso a la pereza de vivir
a las ganas reposando en la mesa del cuarto
a la voracidad ausente
al temblor en las manos

arropada en secreto
por un silencio extremo
oscurece el entorno
se cierran las ventanas
y ese fulgor que brilla
alojado en tu vientre

lo sé
las ilusiones mienten cada día

y tú sigues dormido, dormido...
y yo no sé cómo recogerme
en tu mirada aturdida

besos al aire agotando los espacios
que nos quedan

aquí
la paz
es fría


No hay comentarios:

Publicar un comentario