domingo, 4 de junio de 2017

A ti, poeta


Por una palabra de miel
he encerrado mi alma en una urna
que no admite grietas
si no vienen de tu voz.

Y el mañana siempre flota entre un ir y venir
de los recuerdos más afilados
y más amables.

La mezcla se destila como un viaje eterno
a tus manos,
allí donde me siento
sin hacer ruido
para leer los versos que respiras.

Cuando tú estás cerca
a mí me crece la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario