jueves, 4 de mayo de 2017

Besos tengo de sobra

Has aparecido
en cada grieta infame
de mis cajones.
Habitas en papeles
rendidos a palabras
tan complejas,
que ni yo misma sé deletrear tu nombre
en calidad de promesa hecha a mí misma.

Lo demás son besos absurdos
que no entienden nada
cuando se detienen en el perfil de tu boca,
intentando ser oídos por tus labios,
derramándose a tus pies,
deseando ser tu vicio y tu secreto,
más bien guardado.

Siempre sentí
que no había oscuridad más acechante
que tu fondo en negro
ni más claridad
que tu distancia marcada en mi frente.
Es el remedio de mis noches despiertas
tu sombra,
y esta muerte en ciernes
empieza a tomar forma
en un recorrido inapreciable
que me lleva al instante pactado
entre tu silencio y yo.
Por suerte, hasta que despiertes,
besos tengo de sobra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario