lunes, 23 de enero de 2017

Más allá de tu invierno

Me abandono
donde crecen flores amarillas
entre insensibles bloques de cemento.
Ese es mi espacio,
el que llena mis ojos
y me quita el frío de los años
perecederos. 
Me quedo mirando el palmo de cielo
que se cierne sobre mí
con una oscuridad arrolladora.
No le temo a lo que hay más allá de mí misma;
soy infinita hasta que muera.
Y a los recuerdos que me asedian les repito
que aún me quedan más de siete vidas
más allá de tu invierno. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario