sábado, 16 de julio de 2016

Hay veces...

Hay cosas que en lugar de empezar
se dan por terminadas
en cuestión de segundos,
y entonces se cae un universo
que pretendía poner colores
sin tener siquiera dedos
para sostener los pinceles.
Hay sueños
que se desgarran antes de soñarse,
antes de decir un nombre
y quemarse en cada letra.
Y aun así,
los siento desangrarse.

Ahora es simplemente detenerse
en el umbral de la emoción
que no tiene reflejo
y asumir
que a veces hay que morir un poco
para seguir viviendo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario