jueves, 17 de diciembre de 2015

Tu mano

En mi cabeza cuelgan tus suSurros,
entre suspiros lejanos,
que lentamente llegan 
cruzando mareas de nostalgia.
Lejanías y crueldades
depositadas sin fe ante notario,
presentando corazones solitarios
que apenas se conocen.
Miradas anacrónicas
que se esconden
en estas almas febriles.
Sé que te escondes 
tras los versos sutiles
que llegan a mí de madrugada.
Y cualquier sueño puede ser entregado,
sin remordimientos ni llantos,
sólo para agarrar
por un momento
tu mano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario